Guía de Universidades y Carreras Virtuales de Colombia

Es un sitio web de orientación al futuro estudiante que brinda información detallada para encontrar la mejor opción para sus estudios. Contamos con la más amplia base de datos de Carreras Universitarias en Colombia. Una Carrera Universitaria te permitirá desarrollarte como profesional y conseguir los mejores puestos laborales.


7 mitos sobre las pantallas en la infancia que te sorprenderán


miércoles, 3 de agosto de 2022

En la era de la tecnología, se encuentran presentes muchas creencias extendidas acerca del lugar que ocupan los dispositivos y la virtualidad en los niños. Descubre siete mitos sobre las pantallas en la infancia que te sorprenderán.



mitos sobre pantallas en la infancia que te sorprenderan

Se habla mucho acerca de lo importantes que son las pantallas para el correcto desarrollo de los niños, pero gran parte de lo que puedes escuchar no es del todo cierto. Descubre ocho mitos sobre las pantallas en la infancia que te sorprenderán:

Mito número 1

“Los niños y niñas necesitan las pantallas para prepararse para la era digital.”

Podría hacerse un paralelismo entre esa concepción y decir que un bebé necesita prepararse para una maratón cuando aún no sabe gatear. Los infantes no necesitan las pantallas para prepararse, necesitan en primera instancia crear un orden específico y habilidades sociales, emocionales y cognitivas.

De la única manera que se puede crear aquello que los preparará para el mundo real es brindándoles la posibilidad de que tengan experiencias y contacto real con otros niños de su misma edad. Armar juegos con agua, estar al aire libre y permitirles que descubran sensaciones que los conecten con la vida real.

Mito número 2

“Frente a las pantallas se concentran.”

Los niños frente a las pantallas no están concentrados, están fascinados. La concentración demanda voluntad (no imposición), consciencia (no obnubilación) y perseverancia (no fijeza). La voluntad, la consciencia y la perseverancia se desarrollan en la corteza prefrontal del cerebro.

Esa zona se encuentra en plena expansión hasta los seis años de edad y requiere del contacto activo del infante con el medio. Esa es la única manera en la que podrá clasificar experiencias, organizar información y desarrollar la concentración.

Mito número 3

“Las pantallas sirven para que los niños aprendan idiomas y enriquezcan su vocabulario”.

¿Puedes recomendar comer hamburguesas para realizar una dieta alta en verduras solo porque contiene una hoja de lechuga? Las pantallas no son la mejor manera de que los niños aprendan idiomas y mucho menos para que enriquezcan su vocabulario.

Las pantallas le envían a los niños una gran cantidad de información, y es tanta que el cerebro infantil no puede procesarla como conocimiento, solo como estímulo. Para que el conocimiento se incorpore realmente, el infante debe recibir un feedback que lo estimule, una respuesta grata, una sonrisa, un “felicitaciones”.

En las pantallas encuentran exceso de velocidad y falta de experiencia. Lo mejor que le puede pasar a un niño es que un adulto transmita el conocimiento, sobre todo si es un adulto que le inspira confianza. El conocimiento en edades muy tempranas emitido por medios electrónicos puede abrumarlos e incluso generarles problemas en el desarrollo.

Mito número 4

“Las pantallas les vienen bien para los viajes, las salas de espera y los restaurantes”. 

Al contrario de lo que las personas creen, las situaciones tales como viajes, salas de espera y restaurantes son especialmente significativas e ideales para que los niños puedan crear habilidades sociales y generen aprendizajes emocionales.

Al provocar un impacto en su memoria a largo plazo, les transmite una experiencia de espera e interacción social novedosa. Eso es sinónimo de aprendizaje. Si se anula la interacción del niño con el medio, si se los sitúa frente a la pantalla, se anulan momentos significativos de aprendizaje. 

Mito número 5

“Hay contenidos educativos muy valiosos que les pueden enseñar cosas y es mejor que las aprendan de pequeños”.

Cuando los seres humanos se encuentran en la etapa infantil, no necesitan adquirir conocimiento excesivo. Eso no los vuelve más inteligentes.

Lo que necesitan es conocerse a ellos mismos, aprender a identificar sus emociones de manera progresiva e ir desarrollando, poco a poco, la concentración, la empatía y el autocontrol. La neurociencia ha demostrado que las personas necesitan emocionarse para lograr un aprendizaje y eso lo da únicamente la experiencia.

Tú puedes ver una película y llorar cuando se muere un perro porque tuviste la experiencia de la pérdida, de alguna u otra manera. Puedes alegrarte si alguien sonríe, ya que has visto a una persona manifestar esa felicidad, pero los niños no han vivido esas cosas aún.

Las pantallas influyen negativamente en la velocidad de procesamiento cerebral, en el desarrollo de la capacidad de atención y el lenguaje. Es preferible que todo contenido valioso que creas que el niño necesita incorporar, lo incorpores tú primero y puedas transmitírselo. En unos años lo agradecerás, y el infante también.

Mito 6

“Con las pantallas comen más fácil”. 

Las pantallas anulan funciones esenciales para regular la sensación de hambre, establecer preferencias y gustos. Prueba darle al niño agua cuando está mirándote y agua cuando está mirando la pantalla. Es un experimento sencillo para dar cuenta de la diferencia entre estar concentrado en lo que ingiere y poner su atención en otra cosa.

Para que pueda establecer una relación sana y placentera con la comida, debe estar concentrado en el alimento y no desviar la atención. Hay momentos para todo.

Mito número 7

“Si no usan pantallas, no se sienten parte y no se integran adecuadamente”.

Lo más importante a la hora de pensar en el bienestar infantil es que tengan una autoestima sana. Si se sienten valiosos, respetados y escuchados desde edades tempranas valorarán al resto, los respetarán y escucharán. Si hay heridas y falta de autoestima, buscarán de forma constante la aprobación de los demás.

El niño se integrará socialmente con otros infantes con los que compartan valores, no necesariamente intereses, pero para eso tienen que construirlos.

¿De dónde nacen estos mitos?

Estos mitos tienen su origen en la gran cantidad de dinero que genera la industria del software. Solo teniendo en cuenta España, en el año 2020 la industria de los videojuegos sumó más de 1100 millones de euros.

Lo que se está buscando es que cada vez más los infantes dejen los juegos tangibles para pasar a los virtuales, pero no se tiene en cuenta que utilizar medios electrónicos desde edades tan tempranas generan una relación de dependencia y hábitos de consumo que pueden ser perjudiciales para el niño. 

Estudiar Pedagogía

Es real que los tiempos cambian, y lo que les interesa a las personas también. Sin embargo, a veces es necesario entender qué es lo importante a la hora de abordar el intercambio enseñanza-aprendizaje entre los adultos y los niños.

Si deseas dedicarte a transmitir conocimientos, disfrutas del encuentro con otras personas y aprender cosas nuevas y te imaginas trabajando con niños, ayudándolos a explorar este mundo tan desconocido aún para ellos, la amplia variedad de ofertas académicas relacionadas con Educación y Pedagogía que se encuentran disponibles en Carreras Universitarias Colombia son ideales para ti.


Para obtener más información completa el formulario que se encuentra disponible en este sitio y un asesor estudiantil se comunicará contigo a la brevedad.





Obtén Información al Instante

Al solicitar información en carrerasuniversitarias.com.co usted acepta la política de privacidad y protección de datos y acepta ser contactado por cualquier institución educativa de Colombia.